jueves, 11 de julio de 2013

El "Libro de Asfalto" ya es cosa cierta.


Me acaba de llegar el "Libro de Asfalto" justo esta misma mañana. ¡Por fin!

Han pasado muchos años, creo que fue allá por 2003, cuando me encontré en Ávila con Josemi Valle a tomar unos cafés, lo que aprovechó para trasladarme la idea que tenía de escribir la biografía del grupo al que he dedicado el grueso de mi carrera. Le respaldé desde el principio y me puse a su disposición para lo que juzgara necesario. Le sugerí que hablara con todos, y que, de lo que le contaran, extrajera sus conclusiones en libertad. Creo que así hizo. Y yo encantado, porque la subjetividad de la visión individual a veces es enemiga de la verdad. 

Unos meses después lo tenía terminado. Nos envió una copia del original, creo que a todos. Lo leí con avidez y me pareció que, además de estar muy bien escrito, se ajustaba mucho a la realidad que yo conservaba en mente; naturalmente había cosas que no las recordaba así, e incluso alguna que me parecía no ajustarse a la percepción que tenía de los hechos, pero, como he dicho antes, eran solo detalles porque el grueso es coherente al contraste con mis recuerdos. 

Mi agradecimiento personal a Josemi Valle es enorme. Que algo así exista, es sólo producto de su voluntad y del afecto que tiene por Asfalto. Yo no puedo menos que reconocérserlo públicamente. La historia que no se recuerda se diluye en nada, y el hecho de que un libro así exista, a todas luces agranda la trayectoria de Asfalto; consigue rescatar el nombre de esa especie de olvido histórico que de común, respecto a la banda, los cronistas de lo musical tienen; olvido al que tal vez nos hemos hecho acreedores al no mostrar, nosotros mismos, los que en algún momento formamos parte de esta banda, la suficiente perseverancia. Ahora, cuando el grupo cumple 40 años, ya veis: ni tan siquiera somos capaces de subirnos todos juntos al escenario, a entregarle un justo aplauso a todos los que nos han seguido por décadas. Ellos son quienes hicieron grande a esta banda. Pareciera que la supervivencia de Asfalto, que en buena parte se debe a mi obstinación, haya a quien le molesta. Me causa mucho dolor que algo asi se pueda dar, pero se da y no puedo hacer nada por evitarlo.  

Disfrutemos de la lectura de una obra meticulosa, escrupulosa, detallada y, sobre todo, tan impregnada del amor de quien la ha escrito. 

Gracias Josemi.


3 comentarios:

ALF ROCK dijo...

INDISCUTIBLEMENTE HAN PASADO MUCHOS GRANDES MUSICSO PRO ESTA FORMACIUÒN DE LAS PIONERAS E HISTORICAS DEL ROCK DE ESTE PAÌS, PERO SIN DUDA SIN JULIO CASTEJÒN ASFALTO NO SERIA NI ES LA BANDA QUE TODO CONOCERIAMOS, ESA MANERA DE ENFOCAR LA MÙSICA, ESAS LETRAS Y ESE BUEN ROLLO HUMANO LO DAN SERES COMO TÙ,¡¡ POR SIEMPRE ASFALTO!!

Eduardo de Vicente dijo...

Castejón acabo de conocer tu blog y me ha traído recuerdos de finales de los setenta, me gustabais mucho y aunque mi canción preferida, como supongo que la de muchos, sea "Días de Escuela" me acuerdo de haber bailado, si...en una discoteca, la de mi pueblo, "Ser urbano", en los ratos que ponían rock junto por ejemplo al "Down Down" de Status Quo, el "Beacuse the night" de Patti Smith o el "Rock and roll" de Led Zeppelin. Ah la discoteca se llamaba Heidi, jajaja. Buenos tiempos.

alex carrete dijo...

No sabía que se había editado el libro y lo encontré casualmente en una librería de cómics y música. Lo he devorado en pocos días y he estado reescuchando mis vinilos y reediciones del grupo. Realmente es una pena que no se valore el potencial y el talento de este grupo y, como no, de ti Julio. Eres un crack. Simplemente agradecerte tantos y tantos buenos momentos. Lamento solo haberte visto una única vez en mi ciudad, Barcelona, en la sala la Nau hace ya casi 6 años. Fui a la sala Razmatazz el pasado mes de mayo para verte con Sherpa y estuvimos algunos esperando en la puerta hasta que alguien nos dijo que se había cancelado. ¡Qué pena! Quiero que sepas que soy profesor de castellano (sí, aunque a muchos les pareza extraño)y mis alumnos de la ESO han escuchado y analizado canciones como "Días de Escuela" y "Prisionera enmarcada" (ésta última para compararla con el romanticismo). Ojalá pueda agradecerte algún día en persona tu contribución a la música y, sobre todo, la tolerancia y respeto que siempre has mostrado por mi tierra. Gracias Julio. Un abrazo.